Vicente, el cliente de Fiverr que no te conviene conocer

11/04/2021
Posted in FIVERR
11/04/2021 GhostWriter

Vicente, el cliente de Fiverr que no te conviene conocer

Descubre el perfil de cliente que no debes aceptar bajo ningún concepto

Fiverr es la plataforma ideal para comenzar a obtener esos ingresos que tanto necesitas, Es una herramienta maravillosa para encontrar clientes y para generar dinero con tus habilidades como redactor de artículos. Estos son algunos de los argumentos principales que encontrarás en la red pero, ¿Se puede realmente ganar dinero con Fiverr? y lo más importante, ¿Es útil esta herramienta para un redactor de artículos? Sí. El cliente de Fiverr tiene mucho que ver en todo esto.

Ahora bien, no todo lo que hay en Fiverr merece la pena. Y te diré más; no todos los que están dispuestos a ser tus clientes en Fiverr merece la pena que lo sean.

Aquí imperan dos cosas: la reputación y la bajada de pantalones. Sobre la reputación ya hablamos en este post, sobre la bajada de pantalones es cuestión de ética. Hoy veremos el tipo de cliente con el que deberías cancelar cualquier orden que pudieras tener abierta.

¿Qué es Fiverr? Breve repaso

Fiverr es una plataforma que recoge a todos los freelancers del mundo que desean promocionarse y encontrar clientes nuevos. Si somos redactores de artículos, es una buena forma de pasar a formar parte de su comunidad para comenzar con nuestros primeros encargos.

En ella publicaremos los famosos “gigs” donde nos mostramos ante el público. Aquí enseñamos qué sabemos hacer y por cuánto. Currárselo y dejarlo atractivo es primordial para conseguir llamar la atención de quiénes anden buscando un servicio como el que ofertas. Recuerda que hay competencia, mucha.

Te recomiendo leer este artículo acerca de Fiverr  antes de seguir descubriendo

Ganar dinero en Fiverr, se puede.

Tanto si somos redactores de contenido como si nuestra especialidad es el diseño gráfico, pasando por asesoría o incluso grabación de vídeos comerciales. Aquí hay hueco para todos, y lo más importante, hay clientes interesados en contratarte.

Se puede ganar un buen dinero al mes haciendo encargos en Fiverr. No lo digo yo, lo dicen los clientes que se promocionan. Ahora bien, si no te mueves, no obtendrás resultados.

Puedes ir a la portada, hacer una búsqueda y ver el perfil de los freelancers, en ellos puedes hacer un cálculo de sus ingresos en función del coste de su servicio y la cantidad de trabajos finalizados y valorados. ¡Es brutal!

Lo bueno que tiene Fiverr es que nosotros somos los que fijamos nuestras tarifas, dejándonos a nuestra elección también la personalización del “gig”. Si somos llamativos y captamos, se garantiza un flujo interesante de consultas que podremos traducir en ingresos.

Fiverr permite premiar la calidad, por la reputación.

Aunque abunden los mentirosos y adoradores de la mala calidad, Fiverr implementa un sistema de valoraciones en las que seremos valorados según la calidad de nuestros trabajos. Si nuestro cliente está contento, recibiremos 5 estrellas.

Cuantas más estrellas y valoraciones tengas, mayor será el nivel de confianza que permitirá que nuevos interesados contacten contigo. Hablamos de un círculo que, si bien cuesta generar las primeras valoraciones y ser visibles, después funciona casi en automático.

Dicho en otras palabras; si te curras tu pasión por redactar artículos de calidad, obtendrás una recompensa en forma de más clientes. ¿No te parece interesante? A mi me ha funcionado muy bien. Aquí es donde entramos en terreno farragoso, donde empezarán a aparecer los problemas más habituales.

El cliente de Fiverr exigente que paga más comprando el pan que por tu texto

Asumimos que vamos a poner unas tarifas bajas. Estamos empezando y nuestra estrategia se centra en captar la atención de las personas que navegan buscando nuestros servicios, aceptado. Sin embargo, debes saber que tus bajos precios no te librarán del personaje que, tarde o temprano aparecerá.

Hablo del cliente de Fiverr exigente, le llamaremos Vicente. Este personajillo, aparece de la nada en forma de mensaje privado pidiendo referencias porque no sabe si contar contigo o no para su próximo proyecto.

Si cuela, obtendrá una prueba gratis que habrás realizado sin problema dado que quieres promocionarte y unos minutos de tu talento no le duele a nadie.

Después, pedirá rapidez en la entrega, pues necesita cuanto antes los textos y te preguntará si estás dispuesta/o a aceptar el reto. Tú, inocente de las intenciones de Vicente, aceptarás. Y con toda la ilusión del mundo te pondrás a ello.

Ahora es cuando Vicente se convierte en tu peor pesadilla

Has terminado el trabajo y se lo entregas, confiando en que le guste y que, como es de esperar, estás abierto a cualquier modificación que pudiera precisar. Tras haber revisado sus indicaciones previas antes de comenzar a redactar, confías en que al menos el texto sea válido para satisfacer a nuestro querido amigo Vicente.

Pero la sorpresa viene cuando recibes un correo de Fiverr alertándote de que Vicente a solicitado la reapertura del pedido porque necesita que corrijas ciertos aspectos del texto que no le han convencido del todo.

Tú amablemente cedes a revisarlo y reeditarlo, procediendo de nuevo a confirmar la entrega.

Media hora más tarde llega de nuevo otra petición de reapertura del pedido porque Vicente, ese cliente de Fiverr que te alegró el día a su llegada, ahora quiere que incluyas unos puntos que no se habían definido anteriormente, pero que sin ellos el texto carece de sentido.

He de añadir que, en uno de mis encuentros con los primeros Vicentes, me han llegado a afirmar: “No me gustaría tener que volver a solicitar una revisión si no me incluyes esta sección nueva ya que esto afectará a tu valoración final...”

Sí, Vicente juega con el sistema de reputación de Fiverr a su favor

He probado varias formas para deshacerme de esta gente, normalmente no doy pie al juego, pero en otras ocasiones estoy vendido a su voluntad, ya que no podemos impedir que nos hagan un pedido.

Sin embargo, hay opciones que son realmente eficaces aunque no dejarán de robarnos tiempo.

  • Si Vicente solicita revisiones constantemente y no para de pedir modificaciones en las que se incluye más y más contenido. Solicita una cancelación del pedido. Alega que no os ponéis de acuerdo. Vicente es una persona normalmente orgullosa y cree que sus 5 dólares de mierda le dan derecho a exigir lo que quiera, por lo que no sería descabellado ver cómo rechaza cancelar el pedido. Si hace esto, ya has ganado.
  • Abre un ticket de soporte con Fiverr y envíales el número del pedido, alegando que Vicente no para de pedir modificaciones sin sentido, pidiendo más servicios y que no quieres que te afecte a tu reputación. Incluso has solicitado cancelar el pedido y éste lo ha rechazado.
  • Sin mediar palabra, Fiverr llegará y cancelará la orden. Haciendo que Vicente deje de dar por el culo y sepa que ha perdido un buen redactor al que seguir molestando.
  • Te enviará mensajes privados pidiendo explicaciones. Limítate a agradecerle la oportunidad de no trabajar más con él y recordarle que disfrute el contenido gratuito que ha obtenido, ya que no habrá más.

Hay muchos perfiles de cliente en Fiverr, tan solo hay que estar atentos para evitar en la medida de lo posible cruzarnos con ellos. Si quieres un consejo; evita cualquier perfil de comprador que tenga malas valoraciones, cancela el pedido antes de realizarlo alegando falta de tiempo. Te ahorrarás infinidad de disgustos.

Recuerda que la reputación en Fiverr es esencial, mantenla lo más alta posible

Es inevitable que recibas alguna que otra valoración escasa o justa, merecida o inmerecida estás expuesto a este riesgo. Ha de servirte para seguir poniendo todo de tu parte para ofrecer la mejor calidad, pero eso no implica que te tengan que explotar y manejar a su antojo.

fiverr

Esta es una de mis cuentas más recientes en las que, por el momento, mantengo las 5 estrellas de reputación. A ver lo que dura…

Personalmente, cuando un pedido nuevo entra y las instrucciones que solicito de inicio no me convencen, pido una cancelación del pedido. No quiero perder el tiempo en alguien que exige tanto para un texto tan corto.

Palabras clave usamos todos, pero aquí tendrás que definir qué tipo de redactor quieres ser; de calidad o de cantidad. Y en función de ello, elegir el tipo de cliente de Fiverr que te interesa.

Ahora tú decides 🙂

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *