Sobre

Hola, mi nombre es Andrés y…

Me declaro un apasionado del contenido

Para conocer un poco sobre mí y de dónde vengo, tendremos que retroceder unos 10 años aproximadamente. En 2010 fue cuando opté por hacer realidad uno de los proyectos más importantes de mi vida.

La idea de convertirme en redactor de contenidos vino desde pequeño, pero no fue hasta aquél año cuando la necesidad me obligó a cambiar de rumbo y enfrentarme al teclado. Perder la estabilidad laboral fue el empujón que necesitaba para dar el paso y salir de mi zona de confort.

Lo sé, dicen que tenemos que dejarnos llevar por nuestras pasiones y buscar la felicidad antes que seguir procurando la de los demás. Pero cuando tienes obligaciones y necesidades, firmas tu nómina cada mes y te sometes a la voluntad y objetivos de otros sin más remedio.

Hasta que un día lo mandas todo a la mierda

Y no es fácil, pero sí sumamente placentero. A mi me ayudó la situación para tomar la decisión, pero los resultados que obtuve permitieron que mereciera todo el esfuerzo e incertidumbre acumulada.

Sentarte frente al teclado, componer párrafos y darles sentido para lograr que las emociones broten de tus lectores es una de las maravillas que te recomiendo probar. Una vez lo hagas, comprobarás que no hay trabajo, jefe ni historias que te impidan llevar a cabo tus propósitos, por ambiciosos que sean.

Nací en Alicante y aquí sigo, buscando la forma de seguir manteniendo activa mi pasión enfermiza por los contenidos. Escribo para infinidad de particulares y empresas, cada mes aparecen nuevas oportunidades que incluso he de rechazar por falta de tiempo.

Porque no lo olvidemos; lo más importante es sentirnos realizados, felices y disfrutar tanto del trabajo como del ocio. Vivir sometidos a los encargos y aceptar todas las propuestas no haría otra cosa que devolverme a una situación de la que he tratado de huir toda mi vida.

Un reto, un camino y las cosas claras

El mundo del copywriting es una auténtica maravilla, la creación de contenidos toma sentido desde el momento en el que compruebas que tu primer cliente queda tan satisfecho que él mismo te recomienda a sus contactos.

Los inicios son esperanzadores e ilusionantes, ahora la carrera se ha convertido en una épica de fondo y cada vez es más satisfactorio afrontar nuevos retos y oportunidades. Avanzar, disfrutar y evolucionar, tres normas básicas para cualquier redactor.

No ha sido fácil, ni espero que lo vaya a ser. Sin embargo, las recompensas que obtengo a diario me permiten seguir avanzando y creyendo que puedo lograr cualquier meta que me proponga. Escribir siempre ha sido mi pasión.

Quizá sea esta premisa la que me ha empujado a crear este pequeño rincón donde compartir mis experiencias y ayudar a toda aquella persona que desee emprender el mismo camino. Hubiera pagado por tener alguien a mi lado con la misma predisposición.

Ghostwriter para mis clientes

Y todo lo consigo bajo la máscara del ghostwriting. Hasta ahora, la fórmula más efectiva en mi caso. Escribo para otros tanto como para mis proyectos, sin embargo, el anonimato que me proporciona esta figura de redactor es la parte divertida e intrigante que hace que todo cobre sentido.

Si quieres prosperar como redactor de contenidos, que sepas que debes asumir el fracaso como parte de tu vida. Aunque en España la cultura del fracaso se asocie a lo negativo, países como Estados Unidos premian el esfuerzo de quienes siguen persistiendo hasta que logran sus objetivos.

Si me presentan a un tío que se ha arruinado completamente 2 veces por apostarlo todo a sus metas y finalmente ha logrado despegar con su empresa, permíteme que lo observe con admiración. Se llama experiencia y valentía.

Esta no es la mejor presentación, lo sé. Sin embargo, no quería contarte un cuento y que sonrieras por pena. Tampoco te voy a contar algo que no soy. Quiero que sonrías por el mérito y el trabajo que se puede lograr si le ponemos ilusión a nuestros objetivos. Tanto como lo hago yo.

Si quieres aprender a redactar contenidos, bienvenid@. Si quieres contratar mis servicios, maravilloso. He creado este rincón para compartir mi experiencia, para ofrecer un punto de vista diferente y aprender de los demás tanto como espero que hagas conmigo.

Siéntete libre de preguntarme lo que quieras, de proponer, compartir y aportar todo lo que consideres oportuno. Me alegra verte por aquí.