¿Qué significa ser ghostwriter? La figura del redactor más misterioso

02/05/2020
Posted in SER REDACTOR
02/05/2020 GhostWriter

¿Qué significa ser ghostwriter? La figura del redactor más misterioso

Hay un perfil de redactor que escribe y otros pagan por ceder su autoría

A medida que nos adentramos en las funciones, ventajas y curiosidades del mundo de un redactor de contenidos vamos descubriendo diferentes peculiaridades, con nuevas vías y especializaciones por explorar. Es alucinante el inmenso engranaje que mueve este sector, donde hay figuras tan llamativas como el ghostwriter, un tipo de redactor que no viene mal conocer un poquito más de cerca.

El ghostwriter es uno de los perfiles de redactores de contenidos más misteriosos y demandados del planeta, ¿Quieres saber más acerca de su figura?, ¿Te gustaría saber cómo convertirte en ghostwriter? Sigue leyendo acerca de uno de los profesionales más solicitados del momento.

¿Qué significa ser ghostwriter? El trabajador anónimo

Traducido al español viene a ser una especie de escritor fantasma, una persona que oculta su identidad y autoría sobre un trabajo realizado, normalmente cediéndola a quién le paga. El ghostwriter renuncia a cualquier tipo de reconocimiento legal de lo que está escribiendo a cambio de un pago, aunque no siempre se cumplen estas condiciones.

Muchas veces somos escritores fantasma sin darnos cuenta, en plataformas como Fiverr tendrás un claro ejemplo. Donde quiénes te contratan difícilmente publicarán tus trabajos bajo tu nombre.

El ghostwriter no puede reclamar la autoría de sus trabajos.

Si vas a redactar contenidos para un blog, aquellos que te contraten publicarán tus textos bajo su nombre, omitiendo cualquier relación contigo y percibiendo ellos los ingresos que reciban por el efecto causado en el lector:

  • Comprar un determinado producto.
  • Contratar un servicio.
  • Tratar un tema concreto ofreciendo enlaces.
  • Afiliaciones y enlaces.
  • Libros electrónicos.

En muchas ocasiones es una condición obligatoria firmar un contrato antes de comenzar cualquier trabajo, de esta forma se evitan complicaciones en un futuro. Pues no sería la primera vez en la que vemos redactores arrepentidos buscando la forma de reclamar sus textos y los beneficios generados por éstos.

Ver el ghostwriting como una oportunidad para seguir creciendo

Cuando un contenido elaborado por un ghostwriter coge fama o supera los objetivos esperados, muchos sienten la necesidad de reclamar lo que era suyo o incluso se entristecen de no poder incluir ese trabajo dentro de su portfolio. Sin embargo, este el precio a pagar cuando cedes todos tus derechos.

Pero no solo el coste del trabajo importa, hay otras ventajas por las que ser ghostwriter es una opción interesante.

Escribir de esta forma impide que quedemos expuestos ante los lectores, lo que nos permitiría seguir publicando bajo otro nombre y dedicarnos a diferentes temáticas sin temor a ser cuestionados o clasificados.

Puedes escribir para clientes dedicados al sector agrícola, mientras que, por otra parte, redactas un e-book dedicado al emprendimiento. Las opciones son innumerables, por eso el ghostwriter se ha convertido en uno de los perfiles objetivo de muchos redactores que desean alcanzar dichas condiciones.

¿Es rentable ser ghostwriter?

Redactar contenidos de forma anónima no es una actividad que únicamente se reserva al escritor fantasma, como te dije antes, muchos de los textos que ahora mismo redactas son publicados por tus clientes sin mencionarte ni reconocer tu autoría.

Sin embargo, hacerlo de forma correcta, ofreciéndote al mundo como un ghostwriter permitirá que ese plus de confidencialidad y renuncia de autoría pueda convertirse en un aumento de tu tarifa. No siempre sucede, pero sí es una posibilidad.

Además, la rentabilidad de ser un ghostwriter vendrá ligada a tus habilidades con el teclado. Si eres un buen redactor de contenidos esta opción te ayudará a mantener diferentes vías de ingresos activas:

  • Redactar e-books para terceros.
  • Publicar contenidos en tus propios blogs bajo un seudónimo.
  • Redactar contenidos en blogs de terceros.
  • Dedicarte a diferentes temáticas a la vez.

Como ves, el ghostwriter es una figura anónima y misteriosa capaz de proporcionarte unas grandes ventajas siempre que sepas utilizarlas en tu beneficio. Escribir contenidos de forma anónima es una de las opciones más empleadas por los redactores actuales.

¿Te gustaría ser ghostwriter? Ponte a prueba, consigue clientes y escribe para ellos. Fiverr es una buena opción para comenzar a darte a conocer. Llegará un punto en el que, sin darte cuenta, estarás haciendo las mismas funciones que este perfil tan misterioso.

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *